Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

Quiero un Ragdoll, qué necesito saber

PARA EMPEZAR...

  • Tipo: grande, sólido, aspecto fuerte
  • Cabeza: tamaño mediano, ancha, cuneiforme, carrillos bien desarrollados, hocico redondeado y medianamente largo
  • Ojos: grandes, ovalados, azules
  • Cuerpo: largo, musculoso, pecho ancho, huesos moderadamente robustos; patas de longitud media, las traseras más largas que las delanteras
  • Cola: larga, tupida, gruesa en la base
  • Pelaje: semilargo, denso, suave, textura sedosa, largo en el cuello, corto en la cara
  • Colores: dibujos: bicolor, colourpoint, mitted; colores:seal, azul, chocolate, lila, rojo, crema

El Ragdoll fue durante muchos años una de las razas más cuestionadas en Norteamérica, donde se originó la cría. Algunos criadores de Sagrados de Birmania veían en él a un “Birmano de imitación”. Los rumores de que era un gato insensible al dolor, tampoco ayudaban a su consolidación.
Afortunadamente, todas estas especulaciones forman parte del pasado, el Ragdoll, hoy en día, es una de las razas más apreciada.

Origen

Esta raza se originó hacia 1960 en Riverside, una pequeña localidad de California (USA). Ann Backer, creadora de la raza, obtuvo los primeros ejemplares de un cruce entre su gata Josephine (tipo Angora) con un macho Sagrado de Birmania. La raza se reconoció en la década de 1970.

Comportamiento

El Ragdoll es un excelente animal doméstico. Posee un carácter sociable y tolerante. Apenas maúlla, sólo emite una voz debilísima. Es sumamente dócil, al tomarlo en brazos suele relajarse completamente, de ahí, el bien merecido nombre de “muñeca de trapo”, traducción literal del inglés Ragdoll.

RagdollAspecto

El Ragdoll es un gato grande y sólido, de aspecto fuerte. La cabeza es ancha y triangular. Los ojos suelen ser en distintas tonalidades de azul. Cola larga y tupida; frondosa en la base y más ligera en la punta. Pelaje semilargo; denso y suave, con textura sedosa, largo en el cuello y corto en la cara. Los colores admitidos son: seal, azul, chocolate, lila, rojo y crema, en cuanto a dibujos: bicolor, colourpoint y mitted.

Cuidados específicos

El Ragdoll no necesita una atención demasiado meticulosa, bastaría con cepillarlo de vez en cuando para evitar que el pelo se le anude.

Salud

El Ragdoll suele ser un gato robusto y sano. Debido al largor de su pelaje, se podrían presentar casos de tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo), fácilmente tratables con alguna solución a base de aceite de parafina.

Consejos para comprar un Ragdoll

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.

Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:

En el caso de los Ragdoll, su mantenimiento estético es exigente comparado con otras razas, por lo que no hay que descuidarlo:

  • Cepillado diario o dos o tres veces por semana.
  • Se debe bañar cuando sea necesario.
  • Corte por parte de un profesional.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 

De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:

 

  • Tricobezoares

Quiero comprar un Ragdoll


¿Tienes dudas? Esto es lo que dicen nuestros usuarios

  • Mi gato Ragdoll de 4 mese se orina fuera de su arenero

    Mensaje: 20/02/17 a las 22:18h realizado por: mikelragdoll

    Hola. Quería escribir este artículo por si alguien me puede ayudar. Tengo un gato Ragdoll macho, llego a mi casa con dos meses y medio y hacía sus cosas en el arenero a la perfección....

    ?> 1 respuestas

    • 20/02/17 a las 22:18h realizado por: mikelragdoll

      Hola. Quería escribir este artículo por si alguien me puede ayudar. Tengo un gato Ragdoll macho, llego a mi casa con dos meses y medio y hacía sus cosas en el arenero a la perfección. Cuando cumplió aproximadamente los tres meses, me tuve que ir de viaje por una semana. Se quedaron en casa mi marido y mis tres hijas, y el gato estuvo acompañado en todo momento. Durante esa semana lo único que cambió fue que movieron el arenero a otra planta de la casa, justo una planta más abajo donde el gato también pasa mucho tiempo. Al mover el arenero, mi gato empezó a orinar se fuera del y prácticamente nunca iba al arenero, a no ser que lo viera. Cuando yo regrese, leí varios foros en Internet y supuestamente el nuevo lugar del arenero era mucho más idóneo el primero, ya que el primero estaba en la cocina en una zona de paso y cerca de su comida. El segundo lugar, era justamente una planta más abajo en un lugar mucho más silencioso. dado que el segundo lugar creí que era más conveniente, intenté durante una segunda semana acostumbrar al gato a ir a ese sitio pero el gato nunca se acostumbró y durante esas dos semanas estuvo orinando en el suelo de marmol de la casa. Para acortar mi historia, tras dos semanas de desesperación volví a subir su arenero a la cocina y dejarlo tal y como estaba antes del cambio, pero el gato ya no volvía al arenero. Ha pasado ya un mes desde todos estos cambios, he cambiado los tipos de arena, de sílice, aglomérante, fina, harina común, he hecho de todo. Le he puesto comida en los sitios donde orinaba, he puesto repelente de micciones, he puesto pimienta por todo el suelo de mármol de la casa, pero el gato sigue queriendo orinar en el mármol. Si yo insisto y me quedo un rato con él, consigo que haga algo en el arenero y le doy un premio, pero en cuanto me despisto el prefiere el suelo duro. Otra cosa que me sorprende mucho, es que nunca escarbe después de orinar o de defecar. No sé si será porque es de raza Ragdoll y no tiene mucho instinto de supervivencia. El gato no está marcando puesto que sólo tiene cuatro meses y además orina con forma de charco y no en horizontal. Cuando orina fuera no le riño ya que he leído en muchos foros que esto agravaría el problema. Lo que sí que hago es estar muy pendiente y llevarle continuamente al arenero y premiarle si lo hace ahí. También le rocío un poco con un spray de agua cuando veo que va a orinar fuera del arenero en el suelo, para que coja miedo a hacerlo fuera, eso si, lo hago sin gritarle ni reñirle ni decirle nada simplemente para que se asuste y no lo hagas ahí he inmediatamente después con cariño le llevo al arenero. Esto y los premios cuando insistiendo yo va al arenero parece que algo está ayudando. También me di cuenta que hace dos semanas el gato estaban un poco más triste, menos juguetón pero el veterinario me dijo que no estaba enfermo. puse el spray de Feliway y eso le mejoró su comportamiento, también se pone muy contento cuando juego con él, ahora ya no se le ve tan triste pero es cierto que sigue intentando orinar en el suelo y además cuando lo hace no rasca el suelo. También observé desde mi vuelta del viaje que Cogió manía a su comida que es la misma que le daba el criador y una comida especial para cachorros de tienda especializada en animales. Se pone muy contento cuando le doy premios por orinar en su arenero, premios tipo una loncha de pavo. Esta es mi historia, y si alguien entiende de la raza o cree saber cuál es el problema os agradecería que me recomendasteis, es un problema tener un animal en casa que tiene la costumbre de orinar fuera de su arenero. Muchas gracias....


¿No sabes qué nombre ponerle a tu Ragdoll?



Más información sobre el Ragdoll


Registrate para saberlo todo sobre el Ragdoll x

Recibe consejos sobre los mejores cuidados, consulta tus dudas en el foro, conoce adiestradores especializados, comparte las fotos de tu mascota, etc.

La necesitarás para acceder a tu perfil de MundoAnimalia