Inicio » Foro » Foro de Perros » Foro de Otros temas
  < 1 2 >
  • #0

    10/11/2012, 15:49

    Nuestros cieguitos

    Hola amigos y amigas! Queria compartir con ustedes este texto que trata sobre los perros ciegos. En mi experiencia particular, no he tenido ningun perro sin vision, pero a mi me resulto sumamente util e interesante y espero que a ustedes tambien les resulte de interes. Un abrazo y ahi va.

    Un perro ciego, y especialmente si lo es de nacimiento, no tiene ningún problema en llevar una vida completamente normal, hasta el punto de que mucha gente no se dará cuenta de la discapacidad del animal.
    Un perro ciego, no es consciente de su discapacidad. Desde su óptica, no le falta ningún sentido y son dueños de un maravilloso olfato.
    Cuando un sentido falta, el cerebro suple esta carencia habilitando otras áreas para que sirvan como sentidos de reserva. Así, un cachorrito ciego o sordo verá compensada su minusvalía con un “extra” en otros sentidos. El perrito ciego reconoce sin problemas personas, animales y objetos; tiene en su cabeza un perfecto “mapa virtual en 3D” de su casa y de los lugares por donde suele andar, y aprende en seguida a jugar con una pelota o juguetes que lleven por ejemplo un cascabel incorporado. También aprenderá a subir y bajar escaleras conocidas sin equivocarse en un solo peldaño, con el tiempo se orientará incluso en lugares que no conoce, y, si se siente seguro de sí mismo, confraternizará de forma completamente natural con otros animales y personas.
    Por lo tanto, es importante no darle sobreprotección, no acurrucarlo en el regazo al son de “pobrecito”, porque él, en su cabeza, es un perrito normal al que no le falta nada. Sí necesitará que le insuflemos seguridad, aplomo y confianza en sí mismo, y sobre todo que comprendamos su discapacidad visual. En este sentido es importante que el entorno donde se mueva sea estable y protegido: que no haya cambios de muebles, que las piscinas, escaleras y otros peligros estén debidamente protegidos, que su comida, su agua y su camita estén siempre en el mismo sitio.

    Estos son algunos de los consejos para convivir con un perro ciego:
    Si se desorienta en casa (a veces le sucede a los cachorros), llévalo hasta su agua o su camita. Esto le sirve de punto de referencia.
    Enséñale cuanto antes a jugar con una pelota con cascabeles o con cualquier objeto sonoro.
    Enséñale también a jugar a perseguirte, siguiendo el ruido de tus pasos. Esto le dará seguridad cuando se encuentre en ambientes que no conoce.
    Las primeras salidas a la calle del perro ciego son difíciles: el perro percibe nuestra propia inseguridad. Háblale constantemente y programa una ruta fija, de manera que pueda ir trazando su propio mapa a base de olores.
    Déjale que se pare, que olfatee y escuche. La paciencia es un gran don, y tampoco hay tanta prisa…
    Déjale también que se pare en las esquinas (o párate tú) para que pueda poco a poco ir reconociendo los olores de las calles colindantes.
    Permite que olfatee y sea olfateado por otros perros. Es ciego, no un ermitaño, y tiene derecho a tener amigos.
    Un perro con confianza en sí mismo reacciona bien ante los extraños. Deja que les huela las manos antes de tocarle o acariciarle.
    Recuerda: ahora tú eres el lazarillo. Guíale con cariño, y explícale las cosas, nombra los lugares a los que vas a ir…
    Si tu perro debido a la edad ha ido perdiendo gradualmente la visión, él mismo habrá ido adaptándose: aún dispone de un maravilloso olfato cuarenta veces mayor que el tuyo. Pero ahora tú eres sus ojos, sobre todo en terreno desconocido. Hay una manera estupenda de aprender a ayudarle: fijándose en como trabajan los perros guía.
    El perro guía “marca” escalones, semáforos… Pues haz tú lo mismo: asocia una palabra (que seguramente al perro ya le suena) y úsala SIEMPRE: “acera”, “escalón”, de manera que el perro sepa qué tiene bajo las patas. Esto les dará seguridad a los dos.
    Generalmente al perro ciego le desagrada que un desconocido le toque porque nota el contacto y no sabe de que se trata
    Esto lo superará fácilmente si TU antes de tocarle haces determinado gesto o dices determinada palabra (darle a oler la mano, decir “caricia”…) hasta que aprenda que después de eso le van a acariciar. Esto le servirá para seguir con una vida social normal y no retraerse.
    Con los demás perros marcará él la pauta, pero probablemente le gustará olfatear y saludar a sus conocidos.

    Ten paciencia y trátalo como te gustaría a tí que te tratasen si perdieses la vista: con cariño y sobre todo normalidad, no haciéndote sentir “menos” sino tú misma, como siempre, capaz de hacer muchas cosas.


    Responder
  • guntercrazy

    Agregar como amigo

    Registrado: 11/05/2012
    Posts: 671

    #1

    10/11/2012, 16:00

    #0 Hola amigos y amigas! Queria compartir con ustedes este texto que trata sobre los perros ciegos. En mi experiencia particular, no he tenido ningun perro sin vision, pero a mi me resulto sumamente util e interesante y espero que a ustedes tambien les resulte de interes. Un abrazo y ahi va.

    Un perro ciego, y especialmente si lo es de nacimiento, no tiene ningún problema en llevar una vida completamente normal, hasta el punto de que mucha gente no se dará cuenta de la discapacidad del animal.
    Un perro ciego, no es consciente de su discapacidad. Desde su óptica, no le falta ningún sentido y son dueños de un maravilloso olfato.
    Cuando un sentido falta, el cerebro suple esta carencia habilitando otras áreas para que sirvan como sentidos de reserva. Así, un cachorrito ciego o sordo verá compensada su minusvalía con un “extra” en otros sentidos. El perrito ciego reconoce sin problemas personas, animales y objetos; tiene en su cabeza un perfecto “mapa virtual en 3D” de su casa y de los lugares por donde suele andar, y aprende en seguida a jugar con una pelota o juguetes que lleven por ejemplo un cascabel incorporado. También aprenderá a subir y bajar escaleras conocidas sin equivocarse en un solo peldaño, con el tiempo se orientará incluso en lugares que no conoce, y, si se siente seguro de sí mismo, confraternizará de forma completamente natural con otros animales y personas.
    Por lo tanto, es importante no darle sobreprotección, no acurrucarlo en el regazo al son de “pobrecito”, porque él, en su cabeza, es un perrito normal al que no le falta nada. Sí necesitará que le insuflemos seguridad, aplomo y confianza en sí mismo, y sobre todo que comprendamos su discapacidad visual. En este sentido es importante que el entorno donde se mueva sea estable y protegido: que no haya cambios de muebles, que las piscinas, escaleras y otros peligros estén debidamente protegidos, que su comida, su agua y su camita estén siempre en el mismo sitio.

    Estos son algunos de los consejos para convivir con un perro ciego:
    Si se desorienta en casa (a veces le sucede a los cachorros), llévalo hasta su agua o su camita. Esto le sirve de punto de referencia.
    Enséñale cuanto antes a jugar con una pelota con cascabeles o con cualquier objeto sonoro.
    Enséñale también a jugar a perseguirte, siguiendo el ruido de tus pasos. Esto le dará seguridad cuando se encuentre en ambientes que no conoce.
    Las primeras salidas a la calle del perro ciego son difíciles: el perro percibe nuestra propia inseguridad. Háblale constantemente y programa una ruta fija, de manera que pueda ir trazando su propio mapa a base de olores.
    Déjale que se pare, que olfatee y escuche. La paciencia es un gran don, y tampoco hay tanta prisa…
    Déjale también que se pare en las esquinas (o párate tú) para que pueda poco a poco ir reconociendo los olores de las calles colindantes.
    Permite que olfatee y sea olfateado por otros perros. Es ciego, no un ermitaño, y tiene derecho a tener amigos.
    Un perro con confianza en sí mismo reacciona bien ante los extraños. Deja que les huela las manos antes de tocarle o acariciarle.
    Recuerda: ahora tú eres el lazarillo. Guíale con cariño, y explícale las cosas, nombra los lugares a los que vas a ir…
    Si tu perro debido a la edad ha ido perdiendo gradualmente la visión, él mismo habrá ido adaptándose: aún dispone de un maravilloso olfato cuarenta veces mayor que el tuyo. Pero ahora tú eres sus ojos, sobre todo en terreno desconocido. Hay una manera estupenda de aprender a ayudarle: fijándose en como trabajan los perros guía.
    El perro guía “marca” escalones, semáforos… Pues haz tú lo mismo: asocia una palabra (que seguramente al perro ya le suena) y úsala SIEMPRE: “acera”, “escalón”, de manera que el perro sepa qué tiene bajo las patas. Esto les dará seguridad a los dos.
    Generalmente al perro ciego le desagrada que un desconocido le toque porque nota el contacto y no sabe de que se trata
    Esto lo superará fácilmente si TU antes de tocarle haces determinado gesto o dices determinada palabra (darle a oler la mano, decir “caricia”…) hasta que aprenda que después de eso le van a acariciar. Esto le servirá para seguir con una vida social normal y no retraerse.
    Con los demás perros marcará él la pauta, pero probablemente le gustará olfatear y saludar a sus conocidos.

    Ten paciencia y trátalo como te gustaría a tí que te tratasen si perdieses la vista: con cariño y sobre todo normalidad, no haciéndote sentir “menos” sino tú misma, como siempre, capaz de hacer muchas cosas.


    muy interesante, yo nunca he tenido perros ciegos... una vecina de mi abuela tenia un caniche que nacio sin los globos oculares y como bien dice el texto no se notaba, si la dueña no te decia que no tenia ojos ni te dabas cuenta... el perrito se orientaba con el oido y la casa y la finca en la que vivian se la sabia de memoria... era muy curioso
  • vickiguerricago...

    Agregar como amigo

    Registrado: 12/09/2012
    Posts: 223

    #2

    10/11/2012, 16:04

    #1 #0 muy interesante, yo nunca he tenido perros ciegos... una vecina de mi abuela tenia un caniche que nacio sin los globos oculares y como bien dice el texto no se notaba, si la dueña no te decia que no tenia ojos ni te dabas cuenta... el perrito se orientaba con el oido y la casa y la finca en la que vivian se la sabia de memoria... era muy curioso
    Si, es muy interesante! Y como bien explica el texto, se manejan de la mejor manera, sin dar a notar su falta de vision. Me sorprende y me llena de ternura a la vez.
    Gracias por comentar :)
  • camyli

    #3

    10/11/2012, 19:10

    #0 Hola amigos y amigas! Queria compartir con ustedes este texto que trata sobre los perros ciegos. En mi experiencia particular, no he tenido ningun perro sin vision, pero a mi me resulto sumamente util e interesante y espero que a ustedes tambien les resulte de interes. Un abrazo y ahi va.

    Un perro ciego, y especialmente si lo es de nacimiento, no tiene ningún problema en llevar una vida completamente normal, hasta el punto de que mucha gente no se dará cuenta de la discapacidad del animal.
    Un perro ciego, no es consciente de su discapacidad. Desde su óptica, no le falta ningún sentido y son dueños de un maravilloso olfato.
    Cuando un sentido falta, el cerebro suple esta carencia habilitando otras áreas para que sirvan como sentidos de reserva. Así, un cachorrito ciego o sordo verá compensada su minusvalía con un “extra” en otros sentidos. El perrito ciego reconoce sin problemas personas, animales y objetos; tiene en su cabeza un perfecto “mapa virtual en 3D” de su casa y de los lugares por donde suele andar, y aprende en seguida a jugar con una pelota o juguetes que lleven por ejemplo un cascabel incorporado. También aprenderá a subir y bajar escaleras conocidas sin equivocarse en un solo peldaño, con el tiempo se orientará incluso en lugares que no conoce, y, si se siente seguro de sí mismo, confraternizará de forma completamente natural con otros animales y personas.
    Por lo tanto, es importante no darle sobreprotección, no acurrucarlo en el regazo al son de “pobrecito”, porque él, en su cabeza, es un perrito normal al que no le falta nada. Sí necesitará que le insuflemos seguridad, aplomo y confianza en sí mismo, y sobre todo que comprendamos su discapacidad visual. En este sentido es importante que el entorno donde se mueva sea estable y protegido: que no haya cambios de muebles, que las piscinas, escaleras y otros peligros estén debidamente protegidos, que su comida, su agua y su camita estén siempre en el mismo sitio.

    Estos son algunos de los consejos para convivir con un perro ciego:
    Si se desorienta en casa (a veces le sucede a los cachorros), llévalo hasta su agua o su camita. Esto le sirve de punto de referencia.
    Enséñale cuanto antes a jugar con una pelota con cascabeles o con cualquier objeto sonoro.
    Enséñale también a jugar a perseguirte, siguiendo el ruido de tus pasos. Esto le dará seguridad cuando se encuentre en ambientes que no conoce.
    Las primeras salidas a la calle del perro ciego son difíciles: el perro percibe nuestra propia inseguridad. Háblale constantemente y programa una ruta fija, de manera que pueda ir trazando su propio mapa a base de olores.
    Déjale que se pare, que olfatee y escuche. La paciencia es un gran don, y tampoco hay tanta prisa…
    Déjale también que se pare en las esquinas (o párate tú) para que pueda poco a poco ir reconociendo los olores de las calles colindantes.
    Permite que olfatee y sea olfateado por otros perros. Es ciego, no un ermitaño, y tiene derecho a tener amigos.
    Un perro con confianza en sí mismo reacciona bien ante los extraños. Deja que les huela las manos antes de tocarle o acariciarle.
    Recuerda: ahora tú eres el lazarillo. Guíale con cariño, y explícale las cosas, nombra los lugares a los que vas a ir…
    Si tu perro debido a la edad ha ido perdiendo gradualmente la visión, él mismo habrá ido adaptándose: aún dispone de un maravilloso olfato cuarenta veces mayor que el tuyo. Pero ahora tú eres sus ojos, sobre todo en terreno desconocido. Hay una manera estupenda de aprender a ayudarle: fijándose en como trabajan los perros guía.
    El perro guía “marca” escalones, semáforos… Pues haz tú lo mismo: asocia una palabra (que seguramente al perro ya le suena) y úsala SIEMPRE: “acera”, “escalón”, de manera que el perro sepa qué tiene bajo las patas. Esto les dará seguridad a los dos.
    Generalmente al perro ciego le desagrada que un desconocido le toque porque nota el contacto y no sabe de que se trata
    Esto lo superará fácilmente si TU antes de tocarle haces determinado gesto o dices determinada palabra (darle a oler la mano, decir “caricia”…) hasta que aprenda que después de eso le van a acariciar. Esto le servirá para seguir con una vida social normal y no retraerse.
    Con los demás perros marcará él la pauta, pero probablemente le gustará olfatear y saludar a sus conocidos.

    Ten paciencia y trátalo como te gustaría a tí que te tratasen si perdieses la vista: con cariño y sobre todo normalidad, no haciéndote sentir “menos” sino tú misma, como siempre, capaz de hacer muchas cosas.


    Que linda y información y como dices tú a la vez es muy tierna. Yo tampoco he tenido un animalito así, pero estoy segura que si algún día encuentro uno en mi camino, sabre comportarme gracias a tu información. Gracias por compartir dicha historia. Besitosss
  • myriam

    Agregar como amigo

    Registrado: 23/08/2010
    Posts: 38

    #4

    10/11/2012, 19:27

    Que lindo artículo y sobre tojdo muy útil órque aunque nunca tuve un perrito así, no sé si el mío con el tiempo irá perdiendo la vista...Además está bueno si podemos aconsejar a alguien que lo tiene. Muchas gracias. Yo siempre pienso que ellos no nos discriminan por ser ciegos, sodos, gordos o flacos, si podemos o no caminar, en fin con todas nuestras fallas y muy por el contrario están allí para darnos apoyo, companía y ayuda. Gracias de nuevo, saludos.
  • vene

    Agregar como amigo

    Registrado: 19/09/2010
    Posts: 2027

    #5

    10/11/2012, 20:56

    #0 Hola amigos y amigas! Queria compartir con ustedes este texto que trata sobre los perros ciegos. En mi experiencia particular, no he tenido ningun perro sin vision, pero a mi me resulto sumamente util e interesante y espero que a ustedes tambien les resulte de interes. Un abrazo y ahi va.

    Un perro ciego, y especialmente si lo es de nacimiento, no tiene ningún problema en llevar una vida completamente normal, hasta el punto de que mucha gente no se dará cuenta de la discapacidad del animal.
    Un perro ciego, no es consciente de su discapacidad. Desde su óptica, no le falta ningún sentido y son dueños de un maravilloso olfato.
    Cuando un sentido falta, el cerebro suple esta carencia habilitando otras áreas para que sirvan como sentidos de reserva. Así, un cachorrito ciego o sordo verá compensada su minusvalía con un “extra” en otros sentidos. El perrito ciego reconoce sin problemas personas, animales y objetos; tiene en su cabeza un perfecto “mapa virtual en 3D” de su casa y de los lugares por donde suele andar, y aprende en seguida a jugar con una pelota o juguetes que lleven por ejemplo un cascabel incorporado. También aprenderá a subir y bajar escaleras conocidas sin equivocarse en un solo peldaño, con el tiempo se orientará incluso en lugares que no conoce, y, si se siente seguro de sí mismo, confraternizará de forma completamente natural con otros animales y personas.
    Por lo tanto, es importante no darle sobreprotección, no acurrucarlo en el regazo al son de “pobrecito”, porque él, en su cabeza, es un perrito normal al que no le falta nada. Sí necesitará que le insuflemos seguridad, aplomo y confianza en sí mismo, y sobre todo que comprendamos su discapacidad visual. En este sentido es importante que el entorno donde se mueva sea estable y protegido: que no haya cambios de muebles, que las piscinas, escaleras y otros peligros estén debidamente protegidos, que su comida, su agua y su camita estén siempre en el mismo sitio.

    Estos son algunos de los consejos para convivir con un perro ciego:
    Si se desorienta en casa (a veces le sucede a los cachorros), llévalo hasta su agua o su camita. Esto le sirve de punto de referencia.
    Enséñale cuanto antes a jugar con una pelota con cascabeles o con cualquier objeto sonoro.
    Enséñale también a jugar a perseguirte, siguiendo el ruido de tus pasos. Esto le dará seguridad cuando se encuentre en ambientes que no conoce.
    Las primeras salidas a la calle del perro ciego son difíciles: el perro percibe nuestra propia inseguridad. Háblale constantemente y programa una ruta fija, de manera que pueda ir trazando su propio mapa a base de olores.
    Déjale que se pare, que olfatee y escuche. La paciencia es un gran don, y tampoco hay tanta prisa…
    Déjale también que se pare en las esquinas (o párate tú) para que pueda poco a poco ir reconociendo los olores de las calles colindantes.
    Permite que olfatee y sea olfateado por otros perros. Es ciego, no un ermitaño, y tiene derecho a tener amigos.
    Un perro con confianza en sí mismo reacciona bien ante los extraños. Deja que les huela las manos antes de tocarle o acariciarle.
    Recuerda: ahora tú eres el lazarillo. Guíale con cariño, y explícale las cosas, nombra los lugares a los que vas a ir…
    Si tu perro debido a la edad ha ido perdiendo gradualmente la visión, él mismo habrá ido adaptándose: aún dispone de un maravilloso olfato cuarenta veces mayor que el tuyo. Pero ahora tú eres sus ojos, sobre todo en terreno desconocido. Hay una manera estupenda de aprender a ayudarle: fijándose en como trabajan los perros guía.
    El perro guía “marca” escalones, semáforos… Pues haz tú lo mismo: asocia una palabra (que seguramente al perro ya le suena) y úsala SIEMPRE: “acera”, “escalón”, de manera que el perro sepa qué tiene bajo las patas. Esto les dará seguridad a los dos.
    Generalmente al perro ciego le desagrada que un desconocido le toque porque nota el contacto y no sabe de que se trata
    Esto lo superará fácilmente si TU antes de tocarle haces determinado gesto o dices determinada palabra (darle a oler la mano, decir “caricia”…) hasta que aprenda que después de eso le van a acariciar. Esto le servirá para seguir con una vida social normal y no retraerse.
    Con los demás perros marcará él la pauta, pero probablemente le gustará olfatear y saludar a sus conocidos.

    Ten paciencia y trátalo como te gustaría a tí que te tratasen si perdieses la vista: con cariño y sobre todo normalidad, no haciéndote sentir “menos” sino tú misma, como siempre, capaz de hacer muchas cosas.


    Muy buena historia y me veo reflejado en la misma,yo adopte para mi hija hara cosa de un año una perrita de raza carlina ciega y la verdad es que hace con nosotros una vida casi normal,ya que se conoce la casa perfectamnete y no molesta para nada,es muy cariñosa y excelente perra de guarda,estamos todos contentos con ella y mi hija que es la dueña mas.Saludos y te felicito por el maravilloso post.
  • clarisa

    Agregar como amigo

    Registrado: 12/11/2009
    Posts: 1139

    #6

    10/11/2012, 21:41

    esta nuy bien que sepamos como tratar a un perrito ciego. yo adopte uno yorky ciego con 13 años y pude disfrutar 3 años con el,y apesar de tenor otros perritos a los que adoro el y la perrita de mi abatar que tanbien la adopte viejita han sido mis grandes amores, tambien he tenido que por vejez se les han ido haciendo cataratas y se han quedado ciegos. es una buena informacion la que das pues muchos perritos en su vejez acaban ciegos. un saludo
  • vene

    Agregar como amigo

    Registrado: 19/09/2010
    Posts: 2027

    #8

    11/11/2012, 10:56

    #7 #0 Yo tuve una perrita que se habia quedado ciega por que era muy viejita, se llamaba Chiquita y murio no hace mucho. Llego a cumplir 20 años!! A pesar de que practicamnete no veia nada, por que tenia cataratas y de que estaba completamente sorda ella segui siendo muy feliz. Aca hay una foto de ella.
    Madre mia si que vivio Chiquita,y encima sorda y ciega,¡que pasada!.Saludos.
  • vickiguerricago...

    Agregar como amigo

    Registrado: 12/09/2012
    Posts: 223

    #9

    12/11/2012, 15:29

    #3 #0 Que linda y información y como dices tú a la vez es muy tierna. Yo tampoco he tenido un animalito así, pero estoy segura que si algún día encuentro uno en mi camino, sabre comportarme gracias a tu información. Gracias por compartir dicha historia. Besitosss
    Pienso igual que vos, si algun dia me cruzo con un perrito asi sabre como actuar. Muchas gracias por comentar querida amiga y me alegra que la informacion te haya sido util :) Un abrazo!
  • vickiguerricago...

    Agregar como amigo

    Registrado: 12/09/2012
    Posts: 223

    #10

    12/11/2012, 15:30

    #4 Que lindo artículo y sobre tojdo muy útil órque aunque nunca tuve un perrito así, no sé si el mío con el tiempo irá perdiendo la vista...Además está bueno si podemos aconsejar a alguien que lo tiene. Muchas gracias. Yo siempre pienso que ellos no nos discriminan por ser ciegos, sodos, gordos o flacos, si podemos o no caminar, en fin con todas nuestras fallas y muy por el contrario están allí para darnos apoyo, companía y ayuda. Gracias de nuevo, saludos.
    Muchas gracias a vos! Hermoso todo lo que decis. Concuerdo contigo. Esta bueno saber un poquito mas sobre ellos. Y poder ayudarlos como merecen. Un gran abrazo!
< 1 2 >

Responder este tema

Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis



Crear nuevo tema

Miembros más activos

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia:

Identifícate para acceder a tu cuenta

Nunca publicaremos en tu muro

Debes introducir tu usuario y tu contraseña

¿Has olvidado tu contraseña?
¿No tienes cuenta? Regístrate

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya