Inicio » Artículos » Artículos sobre Perros » Artículos de Comportamiento y Educación de Perros » La sociabilización (I)

La sociabilización (I) Comentar (3)

Cuando adquirimos un cachorro y consultamos con un profesional de la educación canina lo primero que nos dice es que debemos aprovechar la etapa de sociabilización del cachorro para un desarrollo adecuado de su comportamiento. Pero, ¿qué es la sociabilización?La socialización (I)

Para comprender este concepto debemos saber que, entre las 3 y 12 semanas, el cachorro pasa por un periodo que denominamos “sensible” en el que presenta una mayor inclinación a establecer vínculos sociales con miembros de su propia especie y de otras especies entre las que incluimos al ser humano. Llamamos a esta etapa de la vida del cachorro: “Etapa de Sociabilización”. Es, en esta etapa, cuando debemos exponer al cachorro a nuevos estímulos asegurándonos de que cada situación a la que se enfrente se convierta en una experiencia positiva. Si convertimos cada vivencia del cachorro en algo positivo y agradable conseguiremos que se sienta cómodo y relajado ante nuevos estímulos, cosas, personas y animales, en vez de reaccionar con temor ante nuevas situaciones. También es el momento perfecto para educar al cachorro en comportamientos elementales. En esta etapa debemos evitar cualquier tipo de castigo y recompensar las conductas positivas.

¿Por qué es tan importante la sociabilización? La respuesta es simple, la falta de sociabilización del cachorro en esta etapa puede provocar problemas de comportamiento futuros. Por otro lado, un perro con una sociabilización insuficiente se convierte en un animal impredecible cuando se enfrenta a una nueva experiencia. Puede reaccionar con temor y, entonces, morder o huir pudiendo resultar heridos ellos mismos o causar lesiones a otras personas de su alrededor con las consecuencias que todo esto conlleva a todos los niveles.

La separación temprana del cachorro de su madre y sus hermanos provoca una insuficiente sociabilización con miembros de su propia especie, no aprende el mordisco suave, los patrones de vocalización ni a jugar. En estos casos, puede desarrollar un apego excesivo y anormal hacia su propietario y, aparte de reaccionar de forma temerosa, pueden aparecer síntomas de agresividad hacia otros perros. Si lo que se produce es un aislamiento a estímulos ambientales, tendremos un perro con una gran tendencia a padecer miedos o fobias, inhibiéndose y convirtiéndose en un animal inseguro y con baja capacidad de aprendizaje. Por último, cuando el contacto con humanos es insuficiente o nulo se producen conductas antisociales, el perro desarrolla miedo hacia las personas y puede mostrar signos de agresividad lo que dificultará su entrenamiento.

El fin último de la sociabilización es el de tener un perro equilibrado en el que confiamos y, además, ser capaces de llevarlo a cualquier lugar, en cualquier situación, y que se quede tranquilo sintiéndose relajado y seguro de sí mismo. Esto es beneficioso no sólo para el perro, sino también para todos los que le rodean, las visitas al veterinario o la peluquería no serán una experiencia desagradable para nadie, podremos dejar que esté sin correa en el parque sin miedo a que huya por miedo o agreda a otros perros o personas.

Por lo tanto, si tuviéramos que elaborar una lista de cosas para sociabilizar un cachorro, incluiríamos personas de todo tipo, diferentes ambientes, sonidos y ruidos, objetos diversos y otros animales.

A modo de conclusión, podemos considerar que la sociabilización forma parte de la medicina preventiva del comportamiento. La prevención es mucho mejor que la rehabilitación, así que son innegables las grandes ventajas de aprovechar el periodo sensible de la vida del cachorro para favorecer su aprendizaje.

Artículo escrito por Mónica Saavedra Pazos, Educadora Canina y Terapeuta del Comportamiento de la Escuela de Cachorros y Perros UCM.

Clínica Comportamiento Animal UCM


Últimos Comentarios sobre este artículo (3)


Comentar este artículo

Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis

Insertar foto

Otros artículos relacionados

  • Mi perro se revuelca sobre heces o animales muertos. ¿Se puede corregir esta conducta?

    Aunque a nosotros nos pueda parecer algo repugnante, para los perros es completamente normal revolcarse entre el barro, las hojas, los restos de suciedad... y hasta las heces de otros animales.

  • ¿Debo dejar que mi perro me lama la cara?

    Seguro que esta situación te suena, llegas a casa y tu perro acude corriendo hacia a ti y muestra la alegría que siente lamiéndote la cara. Es una actitud bastante habitual, pero ¿es bueno dejar qué tu perro te lama la cara? Lo cierto es que hay respuestas tanto positivas como negativas.

  • Consejos para corregir la ansiedad por separación en perros

    La ansiedad en los canes es más frecuente de los que pensamos. No siempre se debe a un pasado traumático o violento. Posiblemente tiene más que ver con su propia naturaleza como animal de manada que es.

  • La indefensión aprendida en perros

    La indefensión aprendida es un comportamiento que puede darse en personas o animales y consiste en mantenerse de forma pasiva ante situaciones adversas en vez de afrontarlas para darles solución. 

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya