Inicio » Artículos » Artículos sobre Pequeños Mamíferos » Artículos de Salud y Alimentación de Pequeños Mamíferos » La salud del ratón

La salud del ratón Comentar (5)

RatónAntes de comprar su ratón, compruebe si las jaulas del vendedor están limpias. ¿Presenta el ratón un buen pelaje? ¿Tiene los ojos brillantes y las orejas y los dientes limpios? ¿Es rollizo pero no gordo? ¿Se mueve libremente, sin inhibiciones y sin sacudidas nerviosas? Su mascota sana, bien alojada y bien alimentada, se desenvolverá perfectamente en la mayoría de casos, a menos que coja una infección o se lesione. No obstante, si disminuye su resistencia debido a la alimentación o a condiciones ambientales deficientes, puede manifestarse de uno de los modos siguientes: infección vírica, infección bacteriana, infestación por ácaros, hongos de tiña (que causan zonas ralas en el pelaje), cola con franjas anulares o deficiencia de vitamina E.

La salmonelosis o fiebre tifoidea del ratón es una infección bacteriana. También el reumatismo o artritis del ratón es causado por una infección bacteriana, así como la septicemia. La erupción pustulosa del ratón es una infección vírica, al igual que la diarrea infantil. La infestación por ácaros causa sarna. Aunque puede consultar al vendedor o veterinario acerca de una terapia específica, lo principal es evitar esas enfermedades escogiendo ratones sanos, y mantenerlos con una dieta adecuada y bajo condiciones ambientales correctas.

Las peceras son adecuadas si son bastante grandes; permiten una buena visión, son fáciles de limpiar, y están a prueba de fugas (más de 25cm de altura o provistas de una tapa que permita ventilación). Se puede colocar una capa de tierra en estas peceras impermeables, lo cual hará que sean una casa más atractiva para su ratón que una jaula clínica.

Si una casa de muñecas metálica se convierte en la casa de su ratón, asegúrese de ventilarla adecuadamente y de incluir un lateral móvil, o bien la parte anterior o la posterior, con el fin de poder limpiar bien el interior.

Las virutas de madera blanda –especialmente de pino blanco– son un producto excelente como nido y como cama. También es muy bueno el serrín, pero debe ser de madera tierna blanca, ya que el serrín de madera dura puede contener sustancias químicas naturales nocivas (fenoles). Adquiera las virutas o el serrín en una tienda de mascotas. Si comprase directamente a una serrería, podría estar contaminando con los pelos o las deyecciones de animales; conviene tenerlo presente. La turba disminuye notablemente el olor; su contenido ácido contrarresta la descomposición de las deyecciones animales. También pueden utilizarse periódicos hechos trizas. Renueve la cama una vez por semana, tanto si parece sucia como si no. Cuando observe cuál es el lugar de evacuación favorito de sus mascotas (generalmente tienen uno), amontone allí un poco más de serrín (o del producto que utilice), y luego cámbielo diariamente.

Dado que a los ratones les gusta excavar, puede ser adecuada una capa base de tierra (debajo de otra capa superior de serrín, virutas de madera, paja, etc.). Sin embargo, la tierra hace que la madera se pudra, por tanto hay que utilizarla sólo en jaulas con fondo de vidrio o de plástico. También puede usarse acero inoxidable, aunque por lo general los metales pueden oxidarse.

No es necesario recordar, por supuesto, que sus ratones mascotas deben estar protegidos contra los predadores; muy especialmente contra los gatos. Sin embargo, la pobre Alicia en El País de las Maravillas, no lo tuvo en cuenta:

“Quizás él no entiende inglés –pensó Alicia–, supongo que es un ratón francés... –Por tanto, ella empezó de nuevo–: Où est ma chate (¿Dónde está mi gata?) –lo cual era la primera frase de su libro escolar de francés. El Ratón saltó súbitamente fuera del agua y pareció temblar asustado–. ¡Oh, te pido perdón! –gritó Alicia rápidamente, temiendo que hubiera herido los sientimientos del pobre animal–. Me olvidé por completo de que no te gustaban los gatos.
¡Que no me gustan los gatos!, –chilló el Ratón en tono agudo y apasionado–. ¿Te gustarían los gatos si fueras yo?"


Las colonias de ratones se alojan generalmente en jaulas con paredes laterales de alambre o de vidrio y techos extraíbles de alambre, o bien en recipientes de plástico dotados de techos de alambre, de los cuales cuelga un botellín de agua invertido, de suministro por gravedad, y una tolva que contiene píldoras u otros alimentos.

Los ratones, a diferencia de las ratas, necesitan uno o más lugares que les sirvan de nido en su jaula. El nido puede ser una cajita, un bote, una jarrita, un florero u otro recipiente acogedor con una pequeña abertura como vía de acceso.

Los ratones construirán sus propios nidos con cualquier material que ponga en su jaula; heno limpio y fragmentos de telas y vestidos son buenos ejemplos. Los periódicos no son adecuados, pues el papel impreso puede ser tóxico para los animales pequeños.

Enfermedades

La siguiente es una breve lita de las principales enfermedades de los ratones, con orientaciones sobre su posible tratamiento.

Heridas

Una herida sin curar puede ensuciarse y convertirse en un absceso o eventualmente en una infección de la sangre. Saque al ratón de su jaula y límpiele suavemente las heridas con agua templada. Si parece que la herida está infectada, puede añadirse al agua una cantidad muy pequeña de antiséptico diluido. Si la herida ha desarrollado un absceso, deberá abrirse y vaciarse; hay que hacerlo oprimiendo suavemente para que salga el pus. Tenga cuidado en no apretar demasiado fuerte, pues podría dañar al ratón –y causarle incluso un shock–. Luego será necesario desinfectar el absceso. Para asegurarse de que se ha eliminado todo el pus, aplique una gota de peróxido de hidrógeno en la cavidad del absceso, que formará una burbuja al contactar con la carne, y así expulsará todo el pus.

Ácaros

El tratamiento para los ratones es doble. En primer lugar, sumerja a su ratón en un parasiticida, que puede adquirirse en una tienda para mascotas. Una inmersión debe ser suficiente para eliminar a la mayoría de ácaros. En segundo lugar, conviene colocar una tira especial plaguicida, que matará a los ácaros restantes en la zona, en la misma habitación en que esté la jaula del ratón. En este caso, como en otros, es mejor prevenir que curar, por tanto si es posible, tenga siempre a mano esos elementos.

Diarrea

Los síntomas de la diarrea son muy obvios, y malolientes. Esto suele ser el resultado de un exceso de alimentos vegetales o de líquido. Suprima todos los vegetales, las frutas y los alimentos húmedos durante unos días, y suministre sólo productos secos al ratón, poniendo también a su disposición agua potable fresca. Pronto remitirá la enfermedad. Después de una semana, aproximadamente, puede empezar a suministrar vegetales otra vez, pero en menores cantidades que antes. Si la enfermedad persiste, puede ser debido a una infección bacteriana, en cuyo caso ha de consultar a su veterinario.

Resfriados

Los síntomas de un resfriado en los ratones son los mismos que en los seres humanos: goteo de la nariz, letargo y estornudos. Aísle a un ratón con resfriado en su propia jaula en un entorno más cálido con cama extra. Dele algunos suplementos nutritivos, tales como pan y leche con aceite de hígado de bacalao, añadiendo un extra de vitaminas. El resfriado deberá desaparecer pronto y, después de una semana aproximadamente, puede volver a colocar al ratón en una jaula común.

Vals

Esta enfermedad implica que el ratón dé vueltas en círculos, perdiendo el equilibrio y actuando de modo desorientado. Se conoce más comúnmente como una afección del oído interno. A veces los antibióticos prescritos por un veterinario pueden ser un buen tratamiento, pero, generalmente, la causa es un defecto hereditario y no puede curarse. Con mucho, el tratamiento más amable es adormecer a los ratones afectados, y la prole no debe utilizarse para criar.

Tumores

Los tumores son hinchazones que se desarrollan en el cuerpo de los ratones. Existe la posibilidad de confundir los abscesos con los tumores, pero éstos suelen ser sólidos al tacto. Los tumores se producen generalmente en las glándulas mamarias en las hembras o en los testículos en los machos. Desgraciadamente, no hay cura. Eventualmente estos tumores cancerosos causarán la muerte del ratón. Sin embargo, es más misericordioso aplicar la eutanasia a los individuos afectados antes de que los tumores crezcan demasiado.

Propagación de las enfermedades

La propagación de una enfermedad entre los ratones en un alojamiento común depende de los factores siguientes:

a) ¿Cuántos animales están ya infectados?
b) ¿Qué capacidad de infección tienen los organismos causantes de la enfermedad? ¿Cuánto tardan un número adecuado de organismos en pasar del primer animal enfermo al segundo, y así sucesivamente?
c) ¿Qué potencia tienen los organismos patógenos, y cómo contrarrestan la resistencia del animal?
d) ¿Qué resistencia tiene el animal contra un determinado organismo patógeno? (Alguna resistencia es de tipo natural, y la otra puede ser adquirida por brotes previos de la enfermedad, o por vacunación o inoculación).

Aparte al macho del escenario familiar de su ratón si la dieta es deficiente en proteínas, pues en tal caso el macho podría comerse a las crías.

Los ceniceros poco profundos son adecuados para colocar un poco de leche y ayudar a la hembra lactante a dar de mamar, y evitarán que los ratoncitos vuelquen el contenido, como podría ocurrir si el recipiente fuese más profundo. Como material de cama en la jaula, los periódicos son excelentes; las tiras de papel de prensa son cálidas, absorben bien, y pueden destruirse fácilmente.

No maneje los ratones recién nacidos, desnudos, hasta que la madre los saque del nido, ya que ella podría comérselos.

Tratamiento: ¿Sí o no?

Los tratamientos que se indican aquí son algunas de las medidas seleccionadas por otras personas. No los considere remedios seguros. Evite tratamientos con medicinas a menos que cuente con asesoramiento profesional, o que comprenda claramente las instrucciones que acompañan a la medicación. En muchos casos, los criadores de ratones ponen fin a un ratón enfermo en vez de intentar curarlo. Por supuesto, con las mascotas uno no desea dar ese paso drástico. Consulte con un veterinario si tiene dudas sobre el tratamiento correcto y seguro.

Las medidas higiénicas son eficaces para prevenir y curar la enfermedad, ya que permiten que ayude la propia resistencia del ratón. También puede servir de ayuda un soporte nutricional, como el de las vitaminas. Vigile que los alimentos y el agua estén frescos, y mantenga limpios y secos el alojamiento y la cama. Retire las deyecciones acumuladas. Aunque se debe acariciar a los animales y jugar con ellos para mantenerlos mansos (¡y ellos también disfrutan jugando!), déjeles descansar tranquilamente un rato si parece que están indispuestos. Puede seguir sentándose al lado de su cama y hablar con ellos hasta que se recuperen, pero ha de reducir cualquier trato durante cierto tiempo.

Desinfección terminal

Los ratones muertos deben retirarse inmediatamente de un grupo de ratones, con el traslado de los que quedan vivos, y la limpieza y desinfección de la caja. Esto puede parar la propagación de las infecciones contagiosas a los ratones sanos, aunque quizás algunos ya estén infectados: el mantenimiento higiénico de la jaula, contendrá, sin embargo, las manifestaciones de la enfermedad, o tal vez limitará la gravedad de un brote si finalmente se presenta la afección después de un periodo de incubación.

Si deseas saber más acerca de cómo cuidar a tu ratón, te recomendamos la publicación Manual Práctico del Ratón de la Editorial Hispano Europea:

Manual práctico del ratón - Editorial Hispano Europea


Últimos Comentarios sobre este artículo (5)


Comentar este artículo

Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis

Insertar foto

Otros artículos relacionados

  • ¿Cómo elegir al mejor veterinario para mi mascota?

    Nuestra mascota debe ser un miembro más de la familia y, como tal, necesita que un profesional cualificado realice un correcto seguimiento de su salud, preste la atención sanitaria adecuada cuando el animal así lo requiera y ofrezca cuidados especializados.

     

  • Sarna en el conejo: síntomas y tratamiento

    Propia de climas cálidos y húmedos, la sarna es una afección de la piel que afecta a conejos y puede ser contagiosa si tenemos otros animales domésticos en casa.

  • Enfermedades del conejo

    Pese a que el conejo es un animal sin demasiadas complicaciones de salud, sí puede verse afectado por diversas enfermedades de las que su dueño debería estar al tanto. A continuación, enumeramos las más importantes.

  • Alimentación del Petauro del azúcar

    Los petauros son animales omnívoros, en la naturaleza comen néctar, polen, frutos, savia, insectos y hasta pequeños vertebrados como polluelos o lagartijas.
    En cautividad es prácticamente imposible ofrecerles una dieta tan completa y variada, pero afortunadamente también aceptan otros alimentos que podemos obtener fácilmente.

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya