Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Inicio » Artículos » Artículos sobre Perros » Artículos de Salud y Alimentación de Perros » La Leishmaniosis canina

La Leishmaniosis canina Comentar (18)

La Leishmaniosis es una enfermedad muy grave en los perros, un gran porcentaje de los afectados acaban muriendo si no reciben a tiempo el tratamiento apropiado. Produce la enfermedad un parásito unicelular del género Leishmania y la transmite un mosquito, el flebótomo.

¿Cómo se transmite la Leishmaniosis?

La Leishmaniosis se propaga a través de las picaduras de un tipo de mosquito; el flebótomo (Phlebotomus).
Las causantes de la enfermedad son las hembras, al necesitar sangre para la maduración de sus huevos. Todo empieza cuando una hembra pica a un perro infectado succionando su sangre. Es entonces cuando en su interior, el parásito sufre una serie de transformaciones que al finalizar, dejan el estómago del mosquito repleto de parásitos preparados para volver a infectar en el momento que esta misma hembra, pique a su próxima víctima.

Síntomas

Leishmaniosis caninaLa Leishmaniosis más común suele ser de dos tipos; cutánea, con afectación prioritaria de la piel, y visceral, donde determinadas vísceras suelen verse afectadas, habitualmente hígado y riñones.
Aunque menos frecuentes, también se han dado casos con otra sintomatología no ligada a estos tipos.
Estos son los síntomas más habituales:

Leishmaniosis cutánea:

•    Zonas sin pelo, especialmente alrededor de los ojos, orejas y nariz
•    Úlceras en la piel, habitualmente en las patas y en las zonas que están en contacto con el suelo cuando el animal se sienta o se tumba
•    Crecimiento desproporcionado de las uñas
•    Formación de nódulos
•    Pelaje deslucido y quebradizo

Leishmaniosis visceral:

•    Apatía
•    Pérdida de peso
•    Abdomen hinchado por el aumento del hígado (Hepatomegalia)
•    Alteración del riñón

Otros síntomas:

•    Hemorragias nasales
•    Diarreas
•    Neumonía
•    Conjuntivitis

¿A quién afecta la Leishmaniosis?

La leishmaniosis afecta significativamente a los perros aunque también se dan casos esporádicos en otros animales incluso en seres humanos. A diferencia de los perros, la enfermedad en otros animales suele mostrarse menos virulenta, a menudo el sistema inmunológico es capaz de combatir efectivamente la infección. En las personas se han dado casos en enfermos con el sistema inmunológico gravemente dañado como afectados de SIDA o en algunos tipos de cáncer.Leishmaniosis canina

¿Cómo combatir la enfermedad?

Si logramos detectar a tiempo la enfermedad, dependiendo de qué zonas del animal se encuentren afectadas, nuestro perro tendrá muchas posibilidades de llevar una vida razonablemente digna. A pesar de que en la actualidad la Leishmaniosis no llega a curarse definitivamente, existen muchos tratamientos específicos para paliar la sintomatología aunque teniendo en cuenta, que a pesar de que nuestro perro disfrute de una buena calidad de vida, dependerá siempre de su medicación además de correr el riesgo de futuras recaídas.
Desgraciadamente, hay casos fatales, se dan entre los animales que presentan una afectación visceral importante.

¿Cómo prevenirla?

No existe una vacuna para prevenir la Leishmaniosis aunque hay en curso varias investigaciones científicas cuyo propósito se centra en el diseño de una vacuna eficaz para la prevención de la enfermedad.
La única manera de prevenir la infección es intentar evitar el contagio, especialmente en el periodo de máxima actividad del mosquito, desde el inicio de la primavera hasta el final del otoño.

Algunas recomendaciones de prevención:

•    Tratamiento con productos de aplicación externa, los formatos habituales son; collares, sprays y pipetas
•    Evitar que el animal duerma en el exterior
•    Realizar controles sanguíneos al menos una vez al año


Últimos Comentarios sobre este artículo (18)



Comentar este artículo

Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis

Otros artículos relacionados

  • Evita que tu perro consuma estos alimentos

    Siempre viene bien tener presente qué alimentos puede comer nuestra mascota... ¡y cuáles no! A continuación, una lista de productos que nuestro perro, cuanto más lejos de ellos quede, mejor.

  • ¿Por qué come menos mi perro en verano?

    Es un hecho, salta a la vista: llega el verano, y con el calor, nuestra mascota come menos. Pero ¿por qué lo hace? ¿Es bueno? ¿Se puede aprovechar este pequeño cambio en su alimentación para hacerle llevar una dieta más sana? Con el presente artículo echamos algo de luz al respecto...

  • Qué alimentación le tengo que dar a mi perro de raza pequeña, si es...

    Puede que tu perro sea adulto, o que aún esté en fase de desarrollo. Que sea activo, o que sea un glotón. O puede que su salud sea especialmente delicada. Para todos esos casos, deberás cuidar su dieta...

  • Cómo elegir la comida de mi mascota

    A la hora de elegir el alimento que mejor se amolde a nuestra mascota, existe una gran cantidad de factores a tener en cuenta: peso, edad, tamaño... Por suerte, hoy en día hay productos específicos para caso. El problema es poder discernir cuál es el que más le convenga a nuestro amigo...

cancelar

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia: