Cuidados básicos de las tortugas de tierra - mundoAnimalia.com
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies. Cerrar

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Preguntas frecuentes Atención al cliente

0 productos

Comprar

Inicio » Artículos » Artículos sobre Reptiles » Artículos de Salud y Alimentación de Reptiles » Cuidados básicos de las tortugas de tierra

Cuidados básicos de las tortugas de tierra Comentar (4)

Las diversas especies de tortugas tienen también exigencias muy distintas, por lo que debemos analizarlas detalladamente al referirnos a cada una en particular. Sin embargo, todas ellas son vegetarianas y comen fruta, lechuga, y verdura; necesitan calor durante todo el año y no toleran las corrientes de aire. Las especies propias de desiertos y llanuras muy secas, como Testudo horsfieldi, Gopherus polyphemus, y Psammobates geometricus, entre otras, no soportan la humedad. Esto significa que Tortuga de tierrasi usted vive en un lugar con clima húmedo será mejor que se olvide de estas especies o que esté dispuesto a proporcionarles un alojamiento con humedad controlada. En estos casos lo mejor es decidirse por especies propias de las praderas o de los bosques.

Entre las tortugas que mejor se adaptan a la cautividad destacan Testudo carbonaria, Geochelone sulcata, y Geochelone pardalis. A pesar de que suelen ser animales bastante caros, crecen deprisa, son poco exigentes con el clima (siempre que éste no sea extremado) y su gran volumen corporal les permite mantener una temperatura más uniforme y ser menos propensas a las afecciones respiratorias (por lo menos cuando ya han alcanzado cierta talla). Las tortugas grandes son tremendamente voraces, mientras que las pequeñas pueden presentar problemas a la hora de comer. Las tortugas grandes necesitan disponer de una caseta exterior con calefacción durante gran parte del año.

Selección de especies

Si le es posible, procure adquirir animales que hayan nacido en cautividad. Actualmente se crían muchas especies de tortugas y es fácil obtenerlas en cualquier tienda especializada, aunque a veces puede ser necesario encargarlas con antelación. También hay muchas especies de tortugas cuya supervivencia en la naturaleza está seriamente amenazada por la destrucción progresiva de su hábitat, o porque se las captura como alimento, adorno, o para su comercialización. Las tortugas capturadas en su medio natural suelen ser tímidas y delicadas, pudiendo ser portadoras de diversas enfermedades y parásitos, especialmente gusanos intestinales. Además, es posible que estén acostumbradas a una alimentación y a unas condiciones ambientales imposibles de reproducir en casa. No compre nunca una tortuga que esté totalmente inactiva, que parezca ahueca al cogerla con la mano, que tenga los ojos hundidos o saltones, o que expulse burbujas por la nariz. De hecho, si en una tienda tienen una tortuga que expulsa burbujas y otras secreciones por las aberturas nasales es muy probable que el resto de ejemplares también padezcan alguna grave enfermedad de las vías respiratorias. Cualquier tortuga recién adquirida deberá pasar una cuarentena de por lo menos seis semanas. Durante ese tiempo es imprescindible asegurarse de que no toque nada que pueda estar al alcance de sus otras tortugas y que no comparta nada con ellas. Dado que las tortugas son animales caros y muy longevos es muy útil contar siempre con un veterinario de confianza y que las pueda examinar inmediatamente después de su adquisición. No hay ningún motivo por el que una tortuga doméstica deba morirse al cabo de un par de años en cautividad.

Alojamiento

Salvo raras excepciones, las tortugas de tierra necesitan  estar al aire Ubre durante los meses más cálidos. Los ejemplares pequeños y algunas especies de talla reducida pueden ser mantenidos en grandes terrarios, pero nunca crecen correctamente y suelen tener una coloración poco brillante. En muchas regiones es necesario mantener a las tortugas en el interior durante los meses más fríos, e incluso durante algunas noches frías y húmedas de primavera y otoño. Sin embargo, la mayoría de los aficionados suelen empezar con ejemplares pequeños y que pueden mantenerse durante algún tiempo en un terrario, y éste deberá ser lo mayor posible.

A pesar de no ser nada recomendable, muchos aficionados dejan que sus tortugas deambulen por la casa siempre que no haya otros animales domésticos ni peligros tales como aberturas en las paredes, puertas que se puedan bloquear, insecticidas, o raticidas con los que se puedan envenenar. Las tortugas tienen mucha fuerza, y son capaces de abrirse paso entre los muebles o Tortuga de tierrapuertas mal cerradas. Si las tiene en un terrario de plástico o vidrio es importante que éste tenga una cubierta para evitar que sea accesibles a los gatos o niños (así como para impedir que algún visitante se encapriche de ellas y se las lleve a su casa). El papel de periódico es uno de los mejores sustratos, pues es barato, absorbente, y las tortugas no muestran ningún interés por comérselo. Muchos otros sustratos pueden ser peligrosos en caso de que llegasen a ser ingeridos, produciendo graves oclusiones intestinales. Entre éstos se incluyen la paja, balas de alfalfa, y otros materiales vegetales.

Para la iluminación del terrario es preciso emplear tubos fluorescentes de espectro completo. Adquiera los mejores que encuentre (los hay especiales para reptiles), manténgalos siempre limpios, y cámbielos cada seis meses. Las tortugas necesitan de 10 a 12 horas diarias de luz. También hay que proporcionarles una lámpara calefactora situada en un extremo del terrario, para que las tortugas puedan acercarse cuando lo deseen y sus cuerpos alcancen rápidamente una temperatura que les permita comer y moverse con comodidad.

Durante el día, la mayoría de las tortugas necesitan que el suelo y el aire estén a una temperatura de 27 a 30ºC. Por la noche deberá descender de cinco a diez grados. Estas temperaturas han de mantenerse a lo largo de todo el año, especialmente para los ejemplares juveniles de todas las especies. La lámpara calefactora ayuda a mantener la temperatura adecuada, pero generalmente es necesario recurrir también a una esterilla calefactora colocada bajo el terrario, especialmente durante la noche.

Las tortugas necesitan disponer de agua para beber y para bañarse. Incluso las especies propias de las zonas desérticas beben grandes cantidades de agua, y ésta deberá ser limpia y sin cloro. Dado que lo más probable es que empleen el mismo recipiente para beber y para bañarse, habrá que cambiar el agua a diario o cuando se vea que está sucia. Algunas tortugas son capaces de expulsar una gran cantidad de excrementos mientras están en remojo.

Ejemplares juveniles

Las tortugas recién nacidas crecen muy lentamente, y la mayoría de especies necesitan de uno a dos años antes de empezar a adquirir una consistencia similar a la de los adultos. Durante este tiempo hay que tratarlas con extrema delicadeza y no permitir nunca que el ambiente esté demasiado frío, demasiado caliente, demasiado húmedo, o demasiado seco. Casa especie tiene unos requerimientos propios, por lo que deberá asesorarse correctamente al comprar ejemplares juveniles. Por regla general, las tortugas pequeñas necesitan algo más de calor y un fotoperiodo más largo que los adultos. Algunas tortugas, y especialmente las pertenecientes al género Testudo, necesitan una temperatura más fría durante el invierno. El problema es que las crías a veces soportan muy mal el frío y no lo sobreviven, por lo que no siempre es fácil tener éxito con la reproducción de estas especies.

Alimentación

La mayoría de las tortugas de tierra aceptan bien una mezcla de vegetales troceados (espinacas, lechuga, acelgas, diente de león), verduras (zanahorias, judías verdes, calabaza, etc.), flores (diente de león), y frutos (manzanas, peras, aguacates, tomates, etc.) que se les dará cada dos días. Naturalmente, la variedad estará en función de la época del año y de la disponibilidad de mercado, Tortuga de tierraasí como del presupuesto de que se disponga. Lo importante es asegurarse de que todos estos alimentos estén limpios (sin pesticidas, herbicidas, insecticidas, o fertilizantes) y frescos (si usted no se comería una manzana podrida, ¿por qué va a hacerlo su tortuga?). Muchas tortugas adultas comen también pequeñas cantidades de alimento para perros; pero estos alimentos pueden ser muy peligrosos para los ejemplares subadultos, pues su elevado contenido proteico las hace crecer demasiado deprisa de forma que se les deforma el caparazón y se les acorta su vida. Geochelone pardalis y las diversas especies de Kinixys parecen tolerar la comida para perros mucho mejor que, por ejemplo, los miembros del género Testudo.

La vida al aire libre

Si le es posible, deberá dejar que sus tortugas permanezcan en el exterior y tomen el sol siempre que el clima no sea ni demasiado húmedo ni demasiado frío. Construya una especie de corral con tela metálica fuerte (las dimensiones no son muy importante) y sitúelo de forma que las tortugas puedan pastar a sus anchas y comer al sol si lo desean, pero pudiendo retirarse a zonas de sombra cuando lo necesiten; recuerde que el sol directo puede matar rápidamente incluso a las tortugas de los desiertos. Los ejemplares juveniles tienen cierta tendencia a ingerir piedras, trocitos de vidrio, semillas duras, y otros elementos capaces de causarles serios problemas intestinales. Por este motivo, muchos cuidadores solamente las dejan al aire libre en zonas en que la tierra haya sido previamente tamizada. En muchas regiones es necesario que las tortugas pasen la noche en el interior y no se las puede dejar al aire libre desde la última hora de la tarde hasta media mañana.

Las tortugas de gran tamaño, como el Geochelone pardalis y Geochelone sulcata, suelen preferir contar con un refugio al que puedan retirarse por la noche. En estos casos es conveniente construir un cubículo con una base de 1 por 1,5m, y cuya altura permita entrar en su interior para limpiarlo.

En un extremo se colocará una lámpara calefactora y en el otro puede ser conveniente contar con una esterilla eléctrica. Tampoco deberá faltar un recipiente con agua para que las tortugas puedan bañarse. Las tortugas no tardan en aprender a subir por la rampa para irse a dormir cada noche a su nueva caseta. Las puertas es mejor que puedan cerrarse por la noche para evitar las corrientes de aire.

Si deseas saber más acerca de cómo cuidar a tu tortuga de tierra, te recomendamos la publicación Manuales del Terrario Tortugas Terrestres de la Editorial Hispano Europea:

Manuales del Terrario Tortugas Terrestres - Editorial Hispano Europea



Últimos Comentarios sobre este artículo (4)

  • Por maite12801 el 05/07/2014 a las 14:16h

    me encanta y me parecen una serie de consejos muy útiles, ya que en breve me darán 2 tortugitas de tierra

  • Por cocker el 10/07/2012 a las 13:48h

    #2 yo cogi ayer una tortuga y le he dado un poco de pienso de mi gato machacado


    un fuerte saludo para todos los que tengan tortugas
    holaaa, mejor q machacarlo se lo mojas con agua! eso le ponen locas! le encanta jajaja
    besinesssssss

  • Por casillas el 10/07/2012 a las 12:57h

    yo cogi ayer una tortuga y le he dado un poco de pienso de mi gato machacado


    un fuerte saludo para todos los que tengan tortugas

  • Por cocker el 29/03/2012 a las 14:22h

    Muy interesante y me a ayudado mucho con mis peñas!! ^^



Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis


Otros artículos relacionados:

  • Cómo observar anfibios y reptiles (Estrategias más adecuadas)

    Perfecta guía de consejos para lograr observar a reptiles y anfibios. Como normas básicas; mantener las distancias, ser muy sigiloso, muy silencioso y lo más importante, armarse de paciencia.

  • Las mejores serpientes para tener como animal domestico para sus hijos

    ¿De repente tu hijo te ha pedido una mascota? Y no se trata de una mascota común, como un perro o un gato, sino que te ha pedido una serpiente. Bueno, si este es el caso y realmente deseas hacer feliz a tu niño, lee este artículo

  • Cómo diseñar un terrario para tortugas

    Un terrario es ideal si lo que deseas es mostrar a tu mascota y decorar tu casa al mismo tiempo. Le proporciona al animal un hábitat, agregando una sensación natural a su hogar...

  • La salud del geco leopardo

    Para mantener unos gecos sanos y que jamás necesiten ningún tratamiento, basta con proporcionarles un terrario limpio y cálido, una alimentación nutritiva con un buen complemento de vitaminas y minerales, y elegir unos ejemplares perfectamente sanos.

cancelar

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia: