Castración y esterilización felina - mundoAnimalia.com
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies. Cerrar

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Preguntas frecuentes Atención al cliente

0 productos

Comprar

Inicio » Artículos » Artículos sobre Gatos » Artículos de Salud y Alimentación de Gatos » Castración y esterilización felina

Castración y esterilización felina Comentar (86)

Castración y esterilización felinaEl tema de castrar o no al gato suele generar controversia. Es una decisión difícil que los dueños debemos tomar cuando elegimos compartir nuestra vida con este animal. Suele creerse que si lo castramos iremos en contra de su naturaleza (y en parte es así) y le privaremos que goce de su vida sexual. Pero lo cierto es que los animales no viven la sexualidad como las personas, para ellos el sexo es únicamente un proceso físico para reproducirse. Así que, de lo único que lo privaremos es de reproducirse.

Partiendo de esta base, queda en nuestras manos decidir cómo queremos que se desarrolle la convivencia con el gato durante los próximos años de nuestra vida. Si decidimos no castrar al animal, tenemos que saber que varias veces al año el gato o gata estará en celo y ello comportará una serie de consecuencias que debemos asumir y aceptar.

El celo

Los gatos tienen una maduración sexual muy rápida. Las gatas tienen su primer celo entre los cinco y los doce meses de edad (dependiendo de la raza, el peso, la salud o la presencia de otros gatos en su territorio) y los gatos algo más tarde (dependiendo más del peso que de la edad).

El período de actividad sexual también depende de varios factores como la alimentación, la salud o la estimulación por parte de señales de otros congéneres. Pero lo más determinante es la duración de las horas de luz y la temperatura.

En Europa central la gata doméstica suele entrar en período de celo en febrero, junio y octubre. Las de raza tienen el celo generalmente en febrero y junio. No es posible determinar la fecha exacta, ya que cada raza y cada gata tienen un ciclo particular. 

Durante los días que dura el celo, la gata come menos, se mueve de un lado para otro, maúlla y frota su cabeza en objetos o personas conocidas. El día culminante del período (generalmente el tercero) la gata está más nerviosa, se contorsiona en el suelo cerca de la persona de confianza, aumenta el volumen y la frecuencia de sus maullidos (para atraer a los machos) y se lame las patas y los órganos geniales. Cuando se la acaricia, arquea su parte trasera, baja la parte delantera y patea con las patas posteriores.

Si a la gata en celo se le impide aparearse durante un tiempo prolongado puede sufrir trastornos hormonales y puede llegar a desarrollar un celo permanente (cada veinte días), un falso embarazo o incluso una piometra.

Al contrario que la gata, el macho puede tener el celo en cualquier momento, no lo tiene en períodos determinados. El gato demuestra que está en celo dejando salpicaduras de orín de un olor insoportable por toda la casa, maullando fuertemente, lamiéndose los genitales y moviéndose inquieto. El gato que no disponga de una gata en celo intentará forzar a gatas jóvenes o preñadas, incluso a gatitos macho.

La única manera de frenar estas conductas es someter al animal a una castración.

¿Qué es la castración?

La castración es la extirpación quirúrgica de las glándulas genitales; los testículos en el macho (castración) y los ovarios (ovariectomía) u ovarios y útero (ovariohisterectomía) en la hembra. Cuando las hormonas sexuales ya no son producidas, las apetencias sexuales del animal quedan suprimidas y por lo tanto, también el celo y el comportamiento que éste suponía.

¿Qué es la esterilización?

Al contrario que la castración, la esterilización deja intactos los órganos sexuales, manteniendo el instinto sexual en los animales pero volviéndolos estériles. En esta operación no se extirpan las glándulas genitales productoras de hormonas (testículos y ovarios), solamente se cortan las vías espermáticas del gato (vasectomía) o bien los oviductos de la gata (ligadura de trompas). De esta manera las molestias del comportamiento sexual de los animales no quedan suprimidas, los gatos siguen maullando, estando nerviosos, escapándose de casa, vagabundeando y dejando restos de orín de un olor desagradable.

Qué es mejor, ¿castrar o esterilizar?

Depende de lo que queramos para nuestro gato será mejor una opción u otra. Si lo que principalmente queremos es erradicar la conducta que provoca el celo, la mejor opción es castrarlo. Si simplemente queremos que nuestra mascota no procree, sin importarnos las molestias del celo, lo más aconsejable es esterilizarla.

A pesar de que la castración es una operación sencilla, como toda intervención quirúrgica, tiene un cierto riesgo, principalmente debido al uso de los anestésicos. El día de la intervención, el animal debe llegar a quirófano sin haber comido nada durante las doce horas previas y sin haber bebido nada las seis antes. La operación en sí sólo dura unos pocos minutos en el caso de los machos y una media hora en el caso de las hembras.

A todos los machos (salvo complicaciones) y a algunas hembras se les permite marchar a casa el mismo día de la intervención. A la mayoría de las hembras se las retiene en la clínica por un período de veinticuatro horas para asegurarse la tranquilidad de la gata y las condiciones óptimas de restablecimiento. En cualquier caso, después de la operación, tanto hembras como machos deben quedarse encerrados en casa durante, al menos, cuarenta y ocho horas.

La esterilización es una intervención más complicada y de mayor coste que la castración. Como hemos apuntado anteriormente, la operación produce esterilidad en el animal pero no cesa la producción de hormonas sexuales, con lo que no se elimina el comportamiento sexual tan molesto para los propietarios.

¿Por qué castrar a mi gato?

  • El animal no tendrá la necesidad de salir a la calle y se ahorrará todos los peligros que ello conlleva, como las peleas, los parásitos y las infecciones (Virus de la Inmunodeficiencia Felina y Leucemia Felina).
  • Nuestra mascota no saldrá a la calle para satisfacer su instinto sexual y por lo tanto, no preñará o se quedará preñada y no será la responsable de traer al mundo a futuros gatos callejeros. Una gata puede tener de tres a cuatro camadas al año, con una media de cuatro cachorros por camada. Muchos de estos gatitos acaban viviendo en las calles en pésimas condiciones, rebuscando en cubos de basura, alcantarillas o incluso en casas particulares.
  • Se eliminan las molestias de su comportamiento sexual (los maullidos constantes y agudos de las hembras y el olor desagradable del orín de los machos). Los gatos castrados resultan ser unos animales más dóciles, cariñosos y tranquilos, y al contrario de lo que se suele creer, su comportamiento no varía en otros aspectos básicos (no pierden su instinto de caza, ni su agilidad, ni su elegancia).
  • Evita en las hembras el embarazo psicológico, la piometra y algunos tumores mamarios, y en los machos, tumores testiculares, hernias perianales, tumores de glándulas hepatoides, tumores de glándulas perianales, tumores y quistes prostáticos.
  • Aumenta la longevidad del animal.

¿Cuándo castrar a mi gato?

Al igual que otros asuntos veterinarios, éste es un tema que genera bastante polémica. Hay veterinarios que aconsejan castrar al animal en edades muy tempranas (antes de la pubertad) mientras que otros se inclinan a hacerlo después del primer celo.

Castrar al gato o gata cuando es muy joven tiene la ventaja de inhibir el comportamiento sexual antes de que se inicie. Contrariamente, hay profesionales que afirman que para evitar trastornos urinarios, no se debe castrar al gato antes de que el macho llegue a la madurez sexual (a los ocho o diez meses). En el caso de las gatas, también es recomendable llevar a cabo la castración entre los ocho y diez meses de vida, y nunca cuando el animal se encuentre en período de celo. Aún después de haber tenido varios partos una gata puede castrarse.

No obstante, la castración se puede realizar en cualquier momento de la vida del gato o gata.

Consecuencias de castrar al gato

Dependiendo del gato y de la raza, tras la castración puede que notemos algunos cambios en nuestro compañero:

  • Ejercicio y peso: El gato, macho o hembra, tras la castración, tiene una cierta tendencia a aumentar de peso, llegando a padecer en muchos casos obesidad. Los cambios hormonales provocados por la extirpación de los órganos sexuales afectan en la utilización por parte del organismo de los nutrientes. El animal necesita un aporte calórico ligeramente menor, por lo que conviene darle menos cantidad de comida o un alimento más bajo en grasas y proporcionarle el suficiente ejercicio físico. Un animal que se alimente de forma inadecuada se engordará, operado o no.
  • Carácter: Después de una castración, el gato solamente cambia radicalmente aquellas conductas ligadas a sus hormonas. Lo que sí es posible es que al no tener el instinto de salir de casa en busca de satisfacer el celo, es normal que el animal se vuelva más dócil, cariñoso y tranquilo.


Últimos Comentarios sobre este artículo (86)

  • Por candycindy el 02/12/2014 a las 14:41h

    #90 #89 Gracias por la respuesta, y bueno, no, a penas los gatitos tienen o mejor dicho van para un mes, pero si, tendré que preguntarle a la doc ya que bueno, quiero hacer esto el viernes y no quiero que vuelva a quedar preñada, se le da muy seguido ¬¬... :D si, lo major es que lo consultes con un vetrinario. Saludos.

  • Por ahideviveros_02... el 01/12/2014 a las 19:33h

    #89 #88 si hace tres meses que ya pario a los gatitos, ya podrias castrarla. Pero lo major es que se lo preguntes al veterinario. Saludos. Gracias por la respuesta, y bueno, no, a penas los gatitos tienen o mejor dicho van para un mes, pero si, tendré que preguntarle a la doc ya que bueno, quiero hacer esto el viernes y no quiero que vuelva a quedar preñada, se le da muy seguido ¬¬... :D

  • Por candycindy el 01/12/2014 a las 19:27h

    #88 Puedo esterilizar a mi gata aun cuando tenga 3 semanas de parir? Sigue dando leche a sus gatitos, la duda, es buen momento de esterilizarla??? Es que ya lleva 3 camadas de gatitos y en lapsos cortos. si hace tres meses que ya pario a los gatitos, ya podrias castrarla. Pero lo major es que se lo preguntes al veterinario. Saludos.

  • Por ahideviveros_02... el 01/12/2014 a las 16:22h

    Puedo esterilizar a mi gata aun cuando tenga 3 semanas de parir? Sigue dando leche a sus gatitos, la duda, es buen momento de esterilizarla??? Es que ya lleva 3 camadas de gatitos y en lapsos cortos.

  • Por carmenskm el 20/11/2013 a las 00:12h

    #86 #86 Antes de que te alteres yo te cuento sin prov lema alguno porque salen. Por desgracias tenemos un vecino que tiene la casa medio avandonada y el corral(muy muy amplio) lleno lleno de gallinas y no podrias llegarte a imaginar la cantidad de ratones que hay ahi metidos .Cuando nosotros a esta casa que esta continua al d las gallinas acia Raton dentro de la casa,no bras que sustos nos dabamos y decidimos meter gatos ya que con lis perros veneno no podenos poner.Enfoncés lis gatos van por lis almacenes de la casa y salen alrededor de ella,menos garfil k es mas callejero y se "pelea",mas bien espanta à otros gatos.Por eso ahora que nos vamos a la otra casa hemos decidido castrorlos aver Si se hacen mas caseros,y en esa zona no hay gatos.Por lis pueblos pequeños esque es muy normal ver gatos por los corrales de las casas,tenemos lis campos al lado y no es rato datte algun susto con ratitas,alguna culebra y dara vez algun zorro o rabosa que le somos por aqui jeje Perdon por las faltas te escribo desde el movil de mi novio y no lo piyo mucho que me cambia las palabras :'( Porcierto en la foto que te puse hay estaban acompañandonos à sacar à pasear à lis perros que les gusta venirse con nosotros son como 2,perros mas ;)



Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis


Otros artículos relacionados:

  • Antiparasitarios: todo lo que necesitas para evitar problemas

    Con la primavera, los problemas con los parásitos crecen. Si bien desde aquí recomendamos que protejáis a vuestra mascota todo el año, cierto es que ahora crecen las alarmas, así que vamos a explicaros

  • Cuidado con la oruga procesionaria

    Cada primavera significa una amenaza para las mascotas más curiosas. Un encuentro desafortunado con la oruga procesionaria del pino puede ser fatal. ¿Qué es exactamente este insecto? ¿Qué efectos provoca? Aquí os explicamos un poco más sobre el tema

  • Consejos para que un gato de interior coma sano

    Bien sabido es que un gato de interior tiende al sobrepeso, y que el sobrepeso acarrea problemas de salud; por ese motivo, desde aquí te proponemos un par de consejos para evitar la obesidad de tu mascota.

  • Las bolas de pelo en los gatos (tricobezoares)

    Durante su aseo, el gato ingiere mucho pelo muerto, que se mezcla con comida y moco, se va compactando cada vez más y acaba por acumularse en el aparato digestivo.

cancelar

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia: